viernes, 7 de septiembre de 2012

CIEN MAESTROS DE AULA DE EDUCACIÓN BÁSICA, RECIBEN EL TALLER DE FORMACIÓN EN DIRECCIÓN CORAL





ENSENADA, B.C., VIERNES 7 DE SEPTIEMBRE DE 2012.- Teniendo como sede la sala de usos múltiples de la Benemérita Escuela Normal Estatal de Ensenada, 100 maestros de los niveles preescolar, primaria, secundaria, educación indígena y educación especial, recibieron el taller de formación en Dirección Coral, apoyados con el material “¡Ah que la Canción! Música Mexicana en la Escuela”, elaborado por el Consorcio Internacional Arte y Escuela A. C. (ConArte).

¡Ah que la Canción! es un método elaborado especialmente para fomentar la revaloración de la música popular mexicana en el aula y apoyar la formación musical de los maestros, a fin de lograr que miles de niños y niñas recuperen la memoria musical y se rompa con la falta de conocimiento y valoración de la música de autores y compositores de gran calidad.

Huber Lara Lara, Coordinador Educativo del Sistema Educativo, reveló que se trata de maestros de aula “que probablemente no se habían acercado a la música como parte de su formación docente; y ahora, ellos tienen la misión de aplicar este método de canto con sus alumnos para formar grupos corales en sus centros educativos dentro del programa Escuela Segura”.

“Estamos ante el inicio de un proceso de mediano y largo plazo para recuperar la emoción, la alegría de cantar y la revaloración de la música mexicana entre las actuales generaciones de niños y jóvenes”, dijo Lara Lara.

El Coordinador Educativo, explicó que para facilitar el trabajo de vocalización, se contó con ayuda de los docentes Rafaela Silva Vázquez y José Manuel Zamudio Serrano, quienes impartieron el taller en el cual los docentes recibieron la forma de implementar el material en su práctica cotidiana y de que los maestros tengan otros recursos didácticos para cuidar el trabajo de voz de los miles de niños y niñas con los cuales la música popular mexicana volverá a las aulas.

Añadió que esta actividad viene a enriquecer su labor docente, puesto que cada quien construye su pedagogía y su didáctica en un estilo personal, pero las expresiones de gusto y emoción no dejan duda de que la música provoca que el docente invente muchas maneras de abordar la música y de hacer que los niños y niñas canten. Al finalizar el curso los profesores dieron una demostración de cómo trabajarán frente a los estudiantes de sus respectivas escuelas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada