miércoles, 19 de junio de 2013

CERTIFICAN CON “CERO FUGAS” A ESCUELAS DE TECATE



  • La Delegada del Sistema Educativo Estatal (SEE), informó que fueron certificados el Centro de Desarrollo Infantil No. 4, 21 de Marzo y La Malinche
TECATE, B. C., MIÉRCOLES 19 DE JUNIO DE 2013.- La delegación del Sistema Educativo Estatal (SEE) en Tecate, a través del Programa para el Uso Eficiente de los Servicios Generales, certificaron a tres jardines de niños como “Escuelas con Cero Fugas de Agua y Energía Eléctrica”, como parte de los proyectos encaminados al ahorro eficiente de los recursos energéticos con que cuentan las instituciones académicas.
“De esta manera se busca ahorrar 100 millones de litros de agua y 1 millón de kilowats de energía eléctrica durante el presente año, razón por la cual se ha fijado la meta de certificar en el proyecto de Cero Fugas a 500 centros escolares en el estado”, destacó la Delegada del SEE, Juana María Nahoul Porras.
La funcionaria estatal mencionó que fueron certificados el Centro de Desarrollo Infantil No. 4, 21 de Marzo y La Malinche, quienes demostraron cero fugas en sus instalaciones eléctricas e hidráulicas con las cuales operan todos los días en los horarios de instrucción escolar.
Esta certificación, dijo, es parte de un proyecto que instrumentó el Sistema Educativo Estatal con el propósito de que las escuelas de educación básica optimicen los recursos económicos de programas y gestorías, mejoren sus instalaciones y eficienticen los servicios de agua y energía eléctrica.
Por esta razón, los centros escolares para lograr la certificación realizaron algunas recomendaciones del SEE, como cambiar en los sanitarios a mingitorios secos, colocar llaves de cierre automático en lavabos, instalar sistemas de flujo de agua ahorradores en las tazas sanitarias, reparar llaves y tuberías por donde se fugue agua y colocar sistemas de riego para las áreas verdes.
Así como instalar focos ahorradores, cambiar lámparas T12 por T8 más eficientes y sensores de movimiento para apagar focos o lámparas durante los tiempos de uso y desuso.
Tres son los beneficios que obtiene una escuela certificada como ahorradora: Desarrolla en la comunidad educativa una cultura ecológica que promueve en niños y jóvenes el valor de la responsabilidad por el cuidado de la naturaleza. Mejora sus instalaciones y equipos, con lo cual contribuye a la calidad educativa y a optimizar el recurso de Beca Progreso, y libera recursos para atender otras necesidades del centro educativo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada