miércoles, 18 de septiembre de 2013

CERTIFICAN EN PROGRAMA DE AHORRO A OCHO ESCUELAS PRIMARIAS



MEXICALI, B. C., MIÉRCOLES 18 DE SEPTIEMBRE DE 2013.- Certificados en que se reconocen como escuelas amigables con el medio ambiente, fueron entregados por parte del Sistema Educativo Estatal del Gobierno del Estado a ocho escuelas primarias de la sexta Zona Escolar, por las acciones llevadas a cabo para evitar fugas de agua y de energía eléctrica.
Héroes de Chapultepec, Héroes de Nacozari, Héctor Terán Terán, Teniente Andrés Arreola, Miguel Hidalgo, Distrito Federal, Jesús Martínez Delgado y Netzahualcóyotl, fueron los centros escolares certificados dentro del Programa de Ahorro de Agua y Energía eléctrica.
Con el proyecto de certificación, el SEE procura el objetivo de revisar y certificar a 500 inmuebles escolares: 75 en Ensenada, 200 en Mexicali, 50 en Tecate, 150 en Tijuana y 25 en Rosarito, con lo cual se busca ahorrar 100 millones de litros de agua y 1 millón de kw de energía eléctrica.
Teresita Ruiz Botello, directora de la primaria Netzahualcóyotl, comentó que la escuela fue objeto de un diagnóstico en los sistemas de agua potable y energía eléctrica por parte las autoridades y conforme con ello se taparon fugas de agua en los sanitarios y también se procedió a cambiar la iluminación por lámparas de mayor eficiencia.
La Directora dijo que por parte del SEE se impartió capacitación al personal de apoyo a la educación de las ocho escuelas certificadas con el propósito de que conocieran cómo identificar líneas eléctricas y conectar y reparar alguna falla en ese sistema. Indicó que esto ayuda a la escuela a ser más eficientes con los recursos de Beca Progreso, pues el ahorro de la mano de obra permite atender otras contingencias que surjan en la escuela.
El ingeniero Sergio de la Torre, quien capacitó al personal de apoyo, explicó que a los conserjes se les enseña a identificar el cable de alimentación y el de línea, o “caliente” en los sistemas eléctricos, las precauciones que deben tomar en consideración al manejar la electricidad, los colores de los cables de los equipos que van a instalar, la forma de aislar con cinta negra y cómo unir cables eléctricos al momento de cambiar lámparas y balastros. Señaló que en el mercado, entre material y mano de obra, un cambio de lámparas asciende a alrededor de 400 pesos, por lo que la escuela se ahorra la mitad con el apoyo del personal capacitado, pues entonces sólo necesitan comprar el material.
Con esta certificación, alrededor de 2 mil alumnos serán beneficiados pues con el proyecto se desarrolla en la comunidad educativa una cultura ecológica que promueve en niños y jóvenes el valor de la responsabilidad por el cuidado de la naturaleza, mejora sus instalaciones y equipos, con lo cual contribuye a la calidad educativa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada